Martes, 22 Mayo 2018 00:00

Más dádivas, más votos: la proporción electoral en Bolívar

 
Valora este artículo
(0 votos)
La campaña de Bertucci tuvo una alta dosis de populismo La campaña de Bertucci tuvo una alta dosis de populismo Fotos cortesía

@MarcosDavidV

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Repudio masivo al fraude electoral deslegitima reelección de Maduro

barra 4naranja220

El voto chavista se mueve entre la fe y la inercia

barra 4naranja220

La baja participación también se sintió en censados por el carnet de la patria

 

¿La identificación ideológica? Ni tanto. ¿La convicción de qué tal o de que cuál idea sacará del foso al país? No. ¿Una campaña que educó a los votantes acerca de la política venezolana? Para nada.

El resultado del domingo en el estado Bolívar poco tuvo que ver con los pareceres políticos o con la idea de que el voto es herramienta para la construcción democrática.

Los resultados demostraron una inclinación: tuvo más quien repartió más. No se trata de una metáfora (quién repartió más esperanzas, quién ofreció un discurso), sino de lo tangible.

Pero antes, los números: las cifras del Consejo Nacional Electoral reflejan que la participación en el estado Bolívar fue de 43,63 por ciento: 433.871 de 1.014.634 de inscritos.

255 mil 913 personas votaron por Nicolás Maduro; 106.520, por Javier Bertucci; 61.261 por Henri Falcón; y 3.897 por Reinaldo Quijada. Es decir, Falcón, segundo en la votación nacional, estuvo en tercer lugar en Bolívar y bastante lejos del segundo puesto.

La estrategia 

Pasó entonces, y en proporción, que en Bolívar tuvieron más votos aquellos que entregaron más. Comenzando por el candidato oficialista, la estrategia no fue únicamente la amenaza.

En Ciudad Guayana, antes de la apertura de los centros electorales, hubo sectores, como Unare, en los que se anunció la llegada de las cajas con el sello del CLAP: comida cuasi regalada para estimular el voto.

  MadurocarnE
El carné de la patria, uno de los instrumentos de dominación del chavismo
 

Previamente, durante lo que va de año, Maduro anunció un festín de bonos: de Carnaval, de Día de la Mujer, de Semana Santa… sin contar las regalías para quienes lo favorecieran con su voto.

Pero el populismo no fue una exclusiva de Maduro. Javier Bertucci, pastor evangélico, excontrabandista de combustible y propietario de empresas registradas en paraísos fiscales, demostró su potencial en ese ámbito.

San Félix probó las sopas, que no las mieles, preparadas por el equipo de campaña del mediático predicador: un caldo a cambio de un voto, en el nombre de Cristo. Bertucci fue el segundo.

Ahora, el tercer lugar fue para quien solo quedó en una promesa: el exgobernador de Lara y exchavista Henri Falcón no pudo concretar la idea de dolarizar la economía venezolana porque no llegó a la Presidencia.

Así quedó distribuido el asunto. En Bolívar, los números mostraron que más vale caja del CLAP y sopa en mano que cien promesas de dolarización volando.

Visto 1941 veces Modificado por última vez en Martes, 22 Mayo 2018 01:09

El presidente Donald Trump negó que haya una “guerra comercial” contra China, pero justificó las medidas con acusaciones de supues...

El predicador evangélico Fabricio Alvarado, quien se había impuesto por poco margen en la primera vuelta de febrero, sacó 39,26 po...

La comitiva del expresidente acusado de corrupción fue abucheada y atacada con huevos en varias localidades, sobretodo en regiones...

Solo el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte del país, puede impedir que el ex presidente y aspirante presidencial para los c...